Historia


El Churro Charro surge en mayo del 2004 en el Estado de Quintana Roo luego de detectar la existencia de un vacío en la comercialización de los churros rellenos, producto tan apetecido por chicos y grandes que además tiene unas raíces tan arraigadas en el gusto mexicano.
Nuestros churros, tal y como los presentamos, pretenden hacer las delicias del público en general, resaltando la calidad de la materia prima utilizada, así como el celo por la observación de unas estrictas normas de higiene en su elaboración.


¡Un churro al día me da alegría!


Con esa misma alegría logramos que a través del dulce sabor de nuestros churros cada cliente renueve su optimismo.
La sonrisa es el mejor aliado del dulce, en El Churro Charro estamos conscientes de que vendemos el bocado... la dulce tentación que enciende la chispa de lo cotidiano.
A partir de la tradición y folklore, tomamos tu postre favorito y lo revestimos de calidad dentro de un concepto moderno que impacta por lo jovial de su presentación, logrando conjugar la magia del sabor con la calidez del pueblo mexicano.